SALUDO IBERO

SALUDO IBERO
SALUDO IBERO
●●●●●●●●●●●●●●●●
El conocido tradicionalmente como “saludo romano” en todo el imperio podría ser según varias fuentes el antiguo “saludo Ibero”, este podría haber sido adoptado por los romanos junto con el “Gladius Hispaniensis” (espada celtibérica) al entrar estos en contacto con los pueblos hispanos.


Por tanto y en palabras del insigne arqueólogo e historiador Juan Cabré Aguiló, Los romanos no hicieron sino copiarlo y asimilarlo a sus propios usos y costumbres culturales, de forma que en textos romanos se refieren a este saludo como “SALUTATIO IBERICA"

Para los íberos era un gesto revestido de carácter sagrado, pues en los exvotos encontrados en sus santuarios, ellos mismos se auto representaban, con frecuencia, saludando e invocando a sus Divinidades, en pie y efectuando este saludo étnico tradicional del Pueblo Ibero.

Los romanos debieron verlo en la península por primera vez, porque los historiadores de la época y de la inmediata posterior, como pueden ser Tito Livio, Valerio Máximo , Seutonio o Salustio entre otros nos describen en sus obras este saludo como un saludo de paz de los iberos, y lo tratan como una novedad para el pueblo romano de la época.


Por las distintas representaciones sobre todo en cerámica y grabados, diríamos que este era un saludo de uso general en la sociedad Hispana prerromana, en el que se deseaba paz y en algunos casos sumisión o clientelismo hacia quien iba dirigido: