LA VERDADERA HISTORIA DE LA CONQUISTA DE AMÉRICA

El imperio español ocupó 20 millones de kilómetros cuadrados y se mantuvo durante tres siglos, por extensión sería el cuarto más importante detrás del británico, el mongol y el ruso.

       MÁXIMA EXTENSIÓN IMPERIO ESPAÑOL

Hay una frase muy sabia que dice:
 "Los imperios si no consiguen dar más de lo que que quitan no se consolidan, se transforman en una aventura que dura una generación como el de Napoleón o el de Alejandro Magno. Para que un imperio se consolide tiene que convertirse en una herramienta, en un mecanismo de integración de gentes distintas. Todos los imperios son multinacionales y consiguen aglutinar a esa gente e incorporarlos a un sistema de vida común que en general mejora su vida. En el periodo central de todos los imperios hay crecimiento demográfico, mejoras en las ciudades, en las comunicaciones etc".

La leyenda negra española de la que vamos a hablar hoy tiene dos momentos álgidos. La inquisición y la conquista de América.

En la Conquista de América no existió ningún genocidio, la conquista se basó en pactos con los indígenas. Los españoles siempre fueron muy pocos. La capacidad de trasportar población desde la Península Ibérica hasta América era muy limitada. El Archivo de Indias habla de 250.000 españoles desplazados como máximo hasta 1700, entonces América estaba ya llena de ciudades muy pobladas. ¿De dónde sale esa población? Es población indígena. Los españoles, claro que guerrearon, pero guerreaban y pactaban e incorporaban esas poblaciones, sino hubieran gobernado sobre los desiertos porque no había españoles suficientes para poblar América.

El escritor norteamericano J. Lee Anderson, afirmaba recientemente que, pese a la idea extendida de que los españoles causaron un desastre demográfico con la muerte de muchos millares de indios, “hay que reconocer que tuvieron la genialidad de mezclarse y crear una raza nueva, la raza mestiza, una de las más apasionantes, creativas e innovadoras”

Igualmente S. Melo de Antelo constata el hecho de que actualmente “en Bolivia hay un 55% de amerindios y un 31% de mestizos; en Ecuador el 52% son quechuas y el 40% mestizos. En Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, más del 90% son mestizos… En México, aún el 30% son amerindios descendientes de aztecas y mayas, y el 60% mestizos. Y se pregunta ¿dónde está la aniquilación de la población indígena, afirmada por la leyenda negra?”.

En contraste, afirma que “en los Estados Unidos, colonizados inicialmente por los anglosajones, la población indígena no llega al 1%, con solo un 0,5% de mestizos. Los apaches, sioux, navajos, pasaron a sobrevivir en míseras reservas para turistas.”

Un aspecto que nunca mencionan los propaladores de la leyenda negra es que España tiene el honor de ser el único país que se planteó dudas morales a propósito de la conquista. Es lo que se ha llamado “la búsqueda de la justicia”, en referencia a la controversia sobre los denominados Justos Títulos, en los que destaca la gigante figura de Francisco de Vitoria, creador del Derecho Internacional. Como afirma M. Fazio “este debate ético, después de una conquista, constituye un fenómeno único en la Historia, y quizá sea éste el rasgo más sobresaliente de la labor de España en el Nuevo Mundo”. ¿Se imaginan a los anglosajones debatiéndose ante cuestiones semejantes?

LA TIRANÍA Y SALVAJISMO DE EL IMPERIO AZTECA

Para los que aún defiendan la "cultura" azteca y que se quejen de que los españoles les impusimos la nuestra, os dejamos aquí información sobre su preciosa cultura y tradiciones para que las disfrutéis:

CANIBALISMO Y RITUALES AZTECAS
En ningún otro lugar del mundo se había desarrollado una religión patrocinada por el estado, cuyo arte, arquitectura y ritual estuvieran tan profundamente dominados por la violencia, la corrupción, la muerte y la enfermedad. En ningún otro sitio los muros y las plazas de los grandes templos y palacios estaban reservados para una exhibición tan concentrada de mandíbulas, colmillos, manos, garras, huesos y cráneos boquiabiertos”. En muchos lugares del planeta el canibalismo era frecuente, con mayor o menor intensidad, algunas veces sólo como ritual de guerra (comer enemigos), otras como ritual de muerte (comer familiares), pero sólo en Mesoamérica existió un estado que patrocinaba el canibalismo. Todos los días se sacrificaban cuerpos humanos, y las grandes bajadas lisas de las pirámides y montículos tenían como fin conducir al cuerpo muerto hasta donde eran partidos en pedazos (se supone que por sacerdotes) y repartidos entre la nobleza o el pueblo; los grandes historiadores de mesoámerica lo corroboran (Fray Bernardino de Sahún, Diego Durán).

Los aztecas avanzaban sobre sus enemigos como cazando presas de alimento. Sin embargo se sacrificaban solamente hombres, prisioneros de guerra o esclavos; las mujeres eran sacrificadas solo ocasionalmente y se las trataba bien, pues representaban el papel de diosa. Después de hacerlo reverenciar al sol, con un cuchillo de obsidiana, el rey o algún sacerdote de rango extraía su corazón palpitante, se lo mostraba al sol con su brazo extendido; depositado en un recipiente, la sangre del corazón también era rociada en dirección al sol. A veces al prisionero se le daba el privilegio de luchar antes de su muerte, en una lucha siempre bastante desigual, como si sólo un milagro o una fuerza sobrenatural pudiese salvarlo (amarrado a una piedra central, debía enfrentar uno a uno a cuatro guerreros igual de armados que él).



MATANZAS AZTECAS:
Un grupo de arqueólogos encontro los restos de más de 550 españoles que fueron capturados y aniquilados por los nativos del Nuevo Mundo. Entre ellos había mujeres y niños.

Los presos fueron hervidos vivos y su carne fue comida por los aztecas

Los aztecas capturaron una caravana que provenía de Veracruz con más de 550 personas. Una buena parte de las mismas eran españoles que acudían a reunirse con Hernán Cortés en Tenochtitlán, la capital de este imperio. Los nativos fueron sumamente crueles pues, en los meses siguientes, sacrificaron a hombres, mujeres y niños a sus dioses de formas impensables para pedirles que expulsaran a aquellos monstruos barbudos de su hogar. Según las crónicas, todos murieron.

CANIBALISMO DE EL IMPERIO AZTECA Y MAYA
Multiples tribus aztecas y mayas eran caníbales, y realizaban rituales con torturas humanas.
Un ejemplo es la tribu Xixime, que creían que comiéndose los cuerpos y las almas de sus enemigos y utilizando sus huesos limpios en rituales, garantizarían la fertilidad de sus cosechas, de acuerdo con las anotaciones históricas de los misioneros jesuitas.


RITUALES AZTECAS:
Las fiestas y rituales abundaban en la civilización azteca,por lo menos una cada mes de 13 días. Tenían un origen religioso y muchas veces comportaban sacrificios humanos, organizados en medio de danzas rituales y música. A veces los sacerdotes practicaban el autosacrificio, sacándose sangre de la oreja o del pene con una espina de maguey, para ofrecerla a los dioses.


HERNÁN CORTES:
El fué el padre de México, se quiera o no, y el país actual no se puede entender sin él.
 Él amó profundamente México y liberó a todos los pueblos sometidos por la tiranía y la brutalidad de los aztecas. Nada más conquistar un pueblo, los aztecas esclavizaban a hombres y mujeres de forma extrema. Cuando los españoles empezaron a vencer y mostraron que no iban esclavizando a su paso, las tribus mejicanas (mexicas) se unieran a su lucha. No reconocer eso es un insulto a la memoria de todos y a Cortés.

Cortés libero a las tribus de las violaciones, saqueos y matanzas del Imperio Azteca, y el les dio el orgullo y la oportunidad de poder pertenecer y luchar por esta gran empresa, España.
Toda sudamérica debería rendir homenaje a Cortés, y estar sumamente agradecido de su labor, el los libero.
Se le ha acusado de racista, eso es una total farsa, el tenía un hijo mestizo que adoraba más que a los legítimos. El nunca fué racista.
Las tribus indígenas le estaban muy agradecidas, cuándo llegaba le recibián con regalos y alabanzas.


ERAN PROVÍNCIAS NO COLÓNIAS
Nosotros a diferéncia de otros imperios no teniámos colónias, todos los territorios de el Imperio Español eran províncias o províncias de Ultra Mar, no había ciudadanos de segunda ni de primera, no era un Imperio racista, la población indígena tenía los mismos derechos que la de la península.
Era un imperio mestizo.


La leyenda negra es para España una batalla muy difícil, pero no imposible, no nos resistiremos a asumir la derrota de antemano. 
"La derrota decía Cervantes es patrimonio de las almas nobles, por lo menos hay que ir a la pelea aunque le derroten a uno".
NO TENEMOS QUE AVERGONZARNOS DE NUESTRA HISTORIA, UNA HISTORIA QUE FUÉ TOLERANTE, UNIDA Y GLORIOSA.
Por mucho que intenten manipular la historia no lo conseguirán, nos pueden insultar, señalar, difamar, pero no lo harán con gallardía, lo hacen con miedo, porque temen a la verdad, temen que Las Españas se despierten y vuelvan a unirse en un mismo destino, temen que España se vuelva a unir, porque, ¡ESPAÑA UNIDA JAMÁS SERÁ VENCIDA!
¡VIVA ESPAÑA!
¡ARRIBA LA HISPANIDAD!
¡LA VERDAD NOS HACE LIBRES!