LOS VALIENTES SOLDADOS DE LA DIVISIÓN AZUL

NO SE TRATA DE UN ARTÍCULO POLÍTICO, NO ENSALZA NINGÚNA IDEOLOGÍA, SE TRATA DE UN ARTÍCULO HISTÓRICO Y MILITAR

DIVISIÓN AZUL:
La 250.ª División de Infantería (oficialmente en España División Española de Voluntarios, y en Alemania 250, más conocida como División Azul, fue una unidad de voluntarios españoles que formó una división de infantería para luchar contra la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial. Se enmarcó dentro del Heer, el ejército de la Alemania nazi. Entre 1941 y 1943, cerca de 50.000 soldados españoles participaron en diversas batallas, fundamentalmente relacionadas con el sitio de Leningrado.
Cementerio y hospital de la División Azul en Grogorovo (1941).

Como se acordó en las reuniones previas la instrucción sería a cargo del Ejército Alemán en suelo Alemán. Primero se empezó con la instrucción básica de formación de trincheras, después el avance por escuadras, defensa con morteros y ametralladoras. Se instó a la instrucción para el ataque a fortificaciones y puestos avanzados. Al principio los instructores alemanes se quejaban de la falta de disciplina y la falta de decorosidad, pero según iban avanzando en el entrenamiento se quedaron perplejos por el rápido aprendizaje de las técnicas y la bravura en los campos de entrenamiento. El soldado español bregado en combates durante la Guerra Civil española tenía poco que aprender. Después de la fase de entrenamiento, vino la de equipar a las tropas voluntarias. El uniforme alemán de la Wehrmacht con la diferencia de la camisa que era la azul de falange y el escudo heráldico con la bandera española y el emblema falangista, el yugo y las flechas, el resto era totalmente el reglamentario del ejército alemán.

           EMBLEMA DE LA DIVISIÓN AZUL

LEGIÓN AZUL:
Sus orígenes se encontraban en el otoño de 1943, cuando se propuso la disolución de la División Azul y su retorno a España. Finalmente, en el mes de octubre se decide su retirada del frente, pero el gobierno franquista se encontró con que muchos de sus integrantes decidieron permanecer combatiendo junto a los alemanes. Por ello, las autoridades españolas permitieron que una unidad de tamaño regimental siguiera combatiendo en filas alemanas, con lo que el 17 de noviembre de 1943 era creada la unidad, oficialmente denominada Legión Española de Voluntarios. Quedaron en el Frente Oriental unos 2.000 españoles, que se integraron en la nueva unidad.


También continuaron operativas varias unidades aéreas con la Luftwaffe, las llamadas "Escuadrillas azules".

A mediados de diciembre la unidad es agregada ahora a la 121.ª División alemana y destinada al sector de Ljuban. No obstante, ante la fuerte presión soviética se vio obligada a retirarse hasta Luga junto al resto del Ejército alemán. Durante la Ofensiva de Leningrado–Novgorod las fuerzas soviéticas levantaron el asedio de Leningrado, obligando a los alemanes a retirarse hacia los países bálticos. Tras este período de operaciones, los voluntarios españoles fueron trasladados por ferrocarril a la retaguardia.

A comienzos de 1944 aumentaron las presiones de los Aliados para que los voluntarios españoles se retiraron del Frente oriental, consiguiendo que el gobierno franquista cediera: El 6 de marzo comenzó la retirada de los voluntarios, que se completó finalmente el 12 de abril de 1944.

Nuevamente, numerosos voluntarios rechazaron volver a España y permanecieron en el Frente Oriental, aunque esta vez integrados en unidades alemanas. Algunos de ellos continuarían luchando hasta el final de La Segunda guerra mundial. La Spanische-Freiwilligen Kompanie der SS 101, con 140 efectivos, fue integrada en la 28.ª División de Granaderos SS Voluntarios "Wallonien" y combatió contra los soviéticos en Pomeraniay Brandeburgo. Más adelante estuvo integrada en la 11.ª División de Granaderos SS "Nordland" y bajo el mando del SS-Hauptsturmführer Miguel Ezquerra luchó en laBatalla de Berlín durante los últimos días de la guerra.

La división azul lucho con gran valentía y valor, pero la legión azul también debería ser conocida, ya que su valor y decisión de defender Berlín hasta la muerte demuestra gran coraje.

FRASES SOBRE LA DIVISIÓN AZUL:
Los españoles no han cedido una pulgada de terreno. Usted puede difícilmente imaginar seres más imprudentes. Ellos raramente se ponen a cubierto. Parecen llevar la muerte reflejada en la cara. Sé muy bien que nuestros hombres se sienten muy felices cuando ellos tienen a los españoles como vecinos en su sector».

Fuente: frases recuperadas por el general de artillería Jürgens, comandante del XXXVIII Korps de la Wehrmacht.«Ni siquiera la Providencia ha sido capaz de frenar la valentía y lealtad de la División Azul».
Fuente: frases recuperadas por el general de artillería Jürgens, comandante del XXXVIII Korps de la Wehrmacht.«Cuando la división española vuelva a su país nosotros no podemos darle a ella y a su valiente general otro certificado que el de nuestro reconocimiento por su lealtad y valor hasta la muerte».
Fuente: frases recuperadas por el general de artillería Jürgens, comandante del XXXVIII Korps de la Wehrmacht.«Y tengo que hacer mención acerca de la división llegada desde el sur de Europa, que ha sufrido en las orillas del lago Ilmen cuanto hubiéramos podido pedirles a nuestros propios hombres».
Fuente: frases recuperadas por el general de artillería Jürgens, comandante del XXXVIII Korps de la Wehrmacht.«Los voluntarios españoles organizados en la División Azul están luchando, hombro con hombro con los soldados alemanes en uno de los más difíciles sectores del Frente Este. La División Azul está desplegada sin interrupción en la primera línea. Los soviéticos han tratado continuamente de romper el sector, y en todos lados los heroicos voluntarios españoles han sido capaces de hacer retroceder tales ataques causando pérdidas enormes al enemigo».
Fuente: frases recuperadas por el general de artillería Jürgens, comandante del XXXVIII Korps de la Wehrmacht.«Si en el frente se encuentra con un soldado desarrapado, sucio, con sus botas deslustradas y la guerrera desabrochada, manténgase atento, él es un héroe, él es un español».
Fuente: frases recuperadas por el general de infantería Friedrich-Wilhelm von Chappuis, comandante del XXXVIII Korps de la Wehrmacht.