El ejercicio genera felicidad 

Durante varias décadas la ciencia ha demostrado que hacer ejercicio regularmente ayuda a disminuir el riesgo de desarrollar cáncer, diabetes, obesidad o afecciones cardiacas, y también a aumentar la expectativa de vida. 

A parte de ser beneficioso por esto, se ha demostrado que hacer ejercicio genera felicidad.

  • Incluso el muy suave y ligero ejercicio, ayuda a mantener nuestro cerebro con una sensación positiva y satisfecha. 

Aunque es muy conveniente, no hace falta salir a correr todos los días. O apuntarnos a un gimnasio. O cualquier otra medida. Salir a andar rápido u otros tipos de ejercicio suave pueden ser también muy beneficiosos para nuestra salud mental.
Ya lo decían los romanos: 'Mens sana in corpore sano'

El deporte también mejora la expresión y comunicación.
  • A través del deporte se trabaja la expresión corporal, un lenguaje que ayuda a relacionar la vivencias y experiencias personales interiorizadas con la realidad exterior, lo que ayuda sin duda a mejorar considerablemente las capacidades de comunicación con los demás, la tolerancia y la comprensión.
  • Son de especial interés en este campo deportes grupales, deporte al aire libre y otros ejercicios como la danza y el baile.

Durante la ejecución de una tabla de ejercicios físicos, la práctica de un deporte, o simplemente desarrollar una actividad física, la descarga emocional y la descarga de tensión hace sentirnos realmente relajados y optimistas, pudiendo llegar a un estado de euforia. El cansancio o agotamiento físico al que se puede llegar tras la realización de actividad física te produce un estado de satisfacción muy positivo.