Suspenden una fiesta de Navidad en Alemania por las quejas de un musulmán

La escuela de Lüneburg decidió cancelar una celebración navideña por las protestas del único estudiante musulmán del centro. Finalmente se celebró en horario no lectivo para “no herir sensibilidades”.
Las quejas de un estudiante musulmán por los tradicionales villancicos provocó que una escuela de Lüneburg cancelara la fiesta de Navidad que se celebraba cada año en el centro de la localidad alemana en horario lectivo, según ha informado Spiegel.
El director del centro, Friedrich Surh, ha explicado ahora que el alumno en cuestión se había negado a asistir a las clases navideñas de canto porque “contravenía los principios de su religión”. De hecho, el pasado año ya se produjo una situación similar con motivo de una celebración similar que se saldó con una día libre para el estudiante.
La Junta escolar ha opinado: “Las escuelas pueden decidir por sí mismas qué festivales quieren celebrar y si desean obligar a todos los alumnos a asistir”. Su portavoz, Regine Schramm, ha mantenido que el periodo prenavideño es “un buen momento para que los inmigrantes conozcan la cultura del país de acogida”.
“La integración exitosa empieza con este tipo de actos”, ha sentenciado.