El nuevo presidente del Parlament: un golpista belicista

El nuevo presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent (ERC), se afana últimamente, desde su nombramiento para el cargo, en hacer desaparecer sus aspiraciones golpistas en sus proyecciones públicas, pero lo cierto es que ha sido una de las figuras más activas en el golpe de Estado llevado a cabo en Cataluña el pasado año 2017.
Roger Torrent

Participó en el asedio a la Guardia Civil el pasado 20 de septiembre. Es que desde mucho antes tenía claro que la violencia sería un elemento más del golpe.

El vídeo que desvelo Dolça Catalunya muestra imágenes del pasado mes de junio, en la intimidad que le confería el escenario, y ante un pequeño público, Torrent azuzaba a sus seguidores avisando de lo que, decía, estaba por llegar: Ahora que estamos en familia, digámoslo claro: serán semanas en que lloverán hostias. Lloverán hostias

Roger Torrent peroraba ante los suyos sobre la necesidad de plantar cara y lanzarse a la batalla porque “cuando pasen cosas de estas lo último que desearíamos es que Carme Forcadell [su antecesora en el cargo] se gire y detrás no haya nadie”. “¿Verdad que todos os encargaréis de que no pase eso?” alienta a su público.

Y aseguraba que ante una respuesta, se entiende por sus palabras que violenta, al golpe por parte del Gobierno central, que parecía esperar y provocar, “el porcentaje de gente que queda por convencerse [por los independentistas] se convencerá sola, porque cuando vean cómo nos llueven las hostias se pondrán de nuestro lado”. 

Tras el golpe de estado y la posterior convocatoria de elecciones, Ciudadanos se convirtió en el primer partido no nacionalista en ganar unas elecciones en votos y escaños en Cataluña y el bloque separatista cayó en apoyo.

Torrent, además, animaba a delatar y señalar entre los ciudadanos a quienes no participasen de la deriva secesionista: “De acuerdo a lo que decía el president sobre la cadena de confianza, es lógico que de alguna manera vigilemos al de al lado” Decía.

El presidente del Parlament catalá mostró su escasa capacidad para leer la proyección internacional del golpe separatista cuando aseguró que tras un referéndum cuyos resultados, decía, “se podrán aplicar porque serán legales y completamente efectivos”, habrá un reconocimiento por parte de la comunidad internacional de esos resultados y de su aplicabilidad.

Torrent también demostró su incultura, al afirmar en TV3 que “España es un Estado que bebe del franquismo y que, por lo tanto, es demofóbico [sic]”. La demofobia es el miedo injustificado a encontrarse entre las multitudes.