Sudamérica quedó aturdida por el silencio cómplice del papa Francisco sobre la crisis en Venezuela

Venezolanos con bandera en mano rogaron al papa su atención: “que vea por Venezuela, que ruegue por los venezolanos”; sin embargo, este fue el grito ignorado.

Una vez más, el papa Francisco volvió a decepcionar a Venezuela y al mundo con su escandaloso silencio en relación con los recientes hechos suscitados en el país gobernado por Nicolás Maduro.
A pesar de haber sobrevolado tierra criolla y de haber viajado a Chile y Perú, ignoró completamente el llamado de miles de venezolanos migrantes que acudieron a él para implorarle al menos una “oración”.
Venezolanos con bandera en mano rogaron al papa su atención: “que vea por Venezuela, que ruegue por los venezolanos”; sin embargo, este fue el grito ignorado.
Periodistas, defensores de los derechos humanos y hasta expresidentes, se hicieron eco del vulgar silencio impune de Francisco, quien a pesar de estar de visita en Sudamérica, en cada una de sus alocuciones omitió por completo la crisis en Venezuela.