Un dirigente de Alternativa para Alemania se convierte al islam y el partido dice que “no tiene ningún problema con ello”

Arthur Wagner y un cartel de AfD contra laislamización de Alemania

Un destacado miembro del partido Alternativa para Alemania (AfD) se ha convertido al islam, según ha confirmado este martes la formación política.
“El partido no tiene ningún problema con ello”, ha declarado el portavoz de AfD en el estado de Brandenburgo (este), Daniel Friese, confirmando una información publicada por el diario ‘Der Tagesspiegel’ de que el miembro de la dirección del partido Arthur Wagner se había convertido al islam. Uno de los que formaban parte del partido en el estado oriental de Brandenburgo.
La campaña electoral de AfD se centró en alertar contra la islamización de Alemania y exigir controles fronterizos más estrictos
Según Friese, el partido a nivel nacional incluye a grupos que representan los intereses de musulmanes, cristianos y homosexuales. La AfD entró en el Parlamento alemán tras las elecciones del pasado septiembre en base a su campaña contra el islam y exigiendo controles fronterizos más estrictos con el fin de frenar la llegada de refugiados al país.
En la última campaña electoral, AfD denunció la supuesta islamización de Alemania e impregnó las ciudades con carteles donde se podía leer “El Islam no pertenece a Alemania”. Y según publican medios germanos, el propio Arthur Wagner criticó la entrada de refugiados musulmanes en el país.
AfD aseguraba que el islam es incompatible con la Constitución alemana
AfD ha alegado en el pasado que el Islam es incompatible con la Constitución alemana y que por ello querían prohibir los burkas que cubren la cara y los minaretes. A pesar de estas afirmaciones se convirtieron en el tercer partido más grande en el parlamento después de las elecciones de septiembre.
Herbert Mohr, uno de los destacados miembros de AfD, sostuvo antes de los comicios que el suyo no era un partido islamófobo, “más bien somos críticos con el Islam. Todo musulmán que vive en Alemania y que practica su religión es completamente aceptado. Sin embargo, la religión islámica no tiene raíces en nuestra cultura. Aquí existe la noción del judeo-cristianismo occidental y eso es lo que queremos mantener”.