Un eurodiputado neonazi belga protesta ante la Eurocámara por no poder visitar a los golpistas en prisión

El eurodiputado del N-VA Mark Demesmaeker entre Artur Mas y Puigdemont. Y reclamando la libertad del terrorista Arnaldo Otegi

El eurodiputado xenófobo flamenco Mark Demesmaeker (Nueva Alianza Flamenca, NVA) ha instado este lunes al Parlamento Europeo a protestar ante España, después de que un grupo de siete eurodiputados no recibieran autorización para visitar en diciembre en la cárcel al exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y al exconseller Joaquim Forn.

Demesmaeker ha asegurado ante la Eurocámara que el grupo de eurodiputados que se desplazó el pasado 19 de diciembre a Estremera (Madrid) lo hizo después de haber intentado en vano organizar una visita “formalmente”, ya que “nunca hubo respuesta” a la petición de visitar a los políticos catalanes en prisión.
En una breve intervención al inicio de la sesión plenaria que se celebra en Estrasburgo (Francia), Demesmaeker ha añadido que una vez en Estremera solicitaron una reunión con la dirección del centro penitenciario que tampoco fue atendida.
El viaje de siete eurodiputados fue una iniciativa a título individual de los participantes y no una delegación de la Eurocámara. Participaron los tres eurodiputados independentistas catalanes –Jordi Solé y Josep-Maria Terricabras de ERC, y Ramón Tremosa del PDeCAT–, junto a los franceses José Bové (Verdes) y Marie-Pierre Vieu (Frente de Izquierdas), la letona Tatjana Zdanoka (Partido Comunista) y el propio Demesmaeker.