Mosso le da su fusil a un japo en el aeropuerto


El Mobile World Congress (MWC) nos ha dejado una de las imágenes de la jornada: un agente de la policía autonómica catalana se fotografía sonriente junto a uno de los japoneses asistentes al certamen en la Estación de Barcelona-Sants.
Los Mossos d'Esquadra han organizado un despliegue sin precedentes para garantizar la seguridad del evento, referencia ineludible a nivel mundial. Con la amenaza terrorista en el horizonte, incluso drones sobrevuelan durante 24 horas el recinto de l'Hospitalet de Llobregat, donde estos días se concentrarán las principales compañías tecnológicas del sector. 
Hay algo que sorprende y nos llama poderosamente la atención: El mosso posa sonriente mientras las manos del japo están colocadas sobre su arma reglamentaria. 
Esto ocurre con una alerta Antiterrorista nivel 4 activada por el Ministerio del Interior por la amenaza yihadista.