Puigdemont quisó declarar la guerra a España

El Ejecutivo de Carles Puigdemont estaba preparándose para la posibilidad de que se desatara un conflicto bélico con el resto de España tras la declaración unilateral de independencia. El exsecretario de Hacienda del Govern Josep Lluís Salvadó, mano derecha de Oriol Junqueras y uno de los arquitectos del proceso secesionista, manejó un informe un mes antes de la consulta del 1-O que abogaba por la creación de un ejército compuesto por hasta 22.000 soldados para afrontar ataques armados contra Cataluña al día siguiente de la ruptura. “Son poco probables, pero nunca son completamente descartables, como lo demuestra el incremento repentino de la actividad bélica en una región pacífica desde el año 45 como la frontera entre Rusia y Ucrania”, una guerra por el control de las provincias del Donbáss que ha dejado 50.000 muertos desde 2014 y en la que ya se inspiró Òmnium Cultural para su vídeo de propaganda 'Help Catalonia'.
Fuerza Aérea Catalana

La afirmación aparece en un dosier interno supervisado por el diputado de ERC en el Parlamento Europeo Jordi Solé y el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona Lluís Pérez Lozano, militante del mismo partido. Fue intervenido por la Guardia Civil el pasado 20 de septiembre durante la operación Anubis en la bandeja de correo de Salvadó y ya ha sido incorporado a las diligencias abiertas por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona sobre la creación de las llamadas estructuras de Estado, unas pesquisas que arrancaron en febrero y que ya acumulan una veintena de imputados, entre ellos, el propio Salvadó.

Según las actuaciones, el autor de la comunicación fue Miquel Royocoordinador de los asesores de ERC en Bruselas, y su mensaje llegó al ordenador del entonces secretario de Hacienda el 4 de septiembre a las 16:40. “En este informe pretendemos aportar unos primeros planteamientos que permitan focalizar mejor el debate sobre qué modelo de seguridad y defensa se necesita. Como sabes, este es un tema polarizante y delicado, así que sugerimos no compartirlo con gente de fuera del partido y tener cuidado a la hora de distribuirlo internamente si lo quieres hacer”, escribió Royo antes de preguntar a sus destinatarios si “podrían hacérselo llegar a Oriol [Junqueras] y Marta [Rovira]”, secretaria general de ERC y portavoz de Junts pel Sí en el Parlament.
Tras un recorrido por los modelos de seguridad de otros países y un análisis de los riesgos que afrontaba una hipotética Cataluña independiente, el informe de 88 de páginas, adelantado por 'El Mundo', se decantaba por la necesidad de que el futuro nuevo Estado dispusiera de un ejército “como parte de la respuesta que la república deberá dar a amenazas como los conflictos armados o ante retos como la defensa del espacio marítimo y la protección de infraestructuras críticas”. Después de deslizar que con la DUI podría desatarse un enfrentamiento como el de la frontera este de Ucrania, el informe recordaba que “los conflictos armados siguen siendo importantes porque pueden incrementar de forma indirecta otros riesgos y amenazas como el terrorismo, el tráfico ilícito de drogas, la dispersión de armamento, el flujo de personas o los cortes en el suministro de bienes o servicios básicos”.