Ratas y suciedad invaden las calles de Alcalá de Henares


Las redes sociales se han convertido en un altavoz para denunciar las deficiencias que los vecinos encuentran en las ciudades y pueblos donde viven. Eso está pasando en Alcalá de Henares donde varios usuarios de Twitter y Facebook han evidenciado en las últimas horas la falta de limpieza y la presencia de ratas en las calles.
Uno de esos vecinos indignados es el periodista Antonio NaranjoEl que fuera director del desaparecido Diario de Alcalá, ha publicado una foto de una calle de la ciudad complutense llena de basura.
Según ha denunciado en Twitter, no es la única calle que se encuentra en este estado deplorable, sino que se trata de un problema generalizado en toda la ciudad, que él ha definido como un asunto «estructural», que tiene que ver con la gestión que está haciendo el Gobierno tripartito.
 "En mis 34 años he podido ver toda mi vida cuatro ratas pero este año he visto mas de 20 ratas en un mes. Tenemos una plaga muy grande. En Reyes Católicos y en el barrio Puerta de Madrid es una pasada. Voy a correos y me encuentro con una rata cruzando la acera conmigo. No me tiene miedo. Veo muchas que salen de los sótanos de las viviendas cuando saco a los perros a las 8 de la mañana por el parque Magallanes", nos relataba Raquel Arroyo.

Foto remitida por M.M.Q.

Las ratas prosperan donde hay gente, pero es importante mantenerlas alejadas de los interiores. Los bloques del  barrio disponen de un falso sótano de aproximadamente medio metro,  lo que facilita el acceso a  los roedores para causar daños a elementos tales como cables eléctricos y material aislante como se ha dado el caso ya en más de una vivienda. Tuve que cambiar el yeso del baño por cemento nos cuenta una vecina que también lleva unos meses sufriendo el problema.

Los efectos de la acción de las ratas también llegan al auditorio municipal Paco de Lucía

Como ella, son muchos los vecinos que se quejan también de los restos de orina que tienen en los techos de algunas zonas de la vivienda, principalmente en la cocina. “Yo al principio pensé que eran restos de humedad pero los vecinos del bloque me dijeron que ellos también lo tenían y que es resto del pis de las ratas”.

Este problema no sólo se queda en nuestra Señora de Belén. En barrios como Iviasa, el parque O´Donnell y en la calle Clavel también podemos encontrar también quejas sobre esta plaga que se ha instaurado en Alcalá de Henares.