Bellalta "advierte" sobre la Plataforma por Tabarnia: 'Son mariconas al servicio del sionismo'

Bellalta

El presidente del Círculo de Empresarios de Tabarnia, Gerard Bellalta, ha advertido contra “los oportunistas” que quieren sacar tajada de Tabarnia como entidad política.
Denuncia en este sentido la creación de un partido político, denominado Plataforma por Tabarnia, encabezados por los ex dirigentes de Plataforma per Catalunya, Pablo Barranco y August Armengol, a los que califica de “mariconas”.
Pablo Barranco es un chulo y un prepotente al que nadie tragaba en el PxC. Traicionó a Josep Anglada y traicionará en el futuro a quien defienda unos principios sanos y rectos. Mal vamos si aceptamos a un personaje tan abyecto e indeseable, que nunca ha ocultado su simpatía con el sionismo y que estuvo liado con una puta analfabeta projudaíca que decía ser periodista”.
Respecto a August Armengol, se mostró igual de contudente: “Se pintaba las uñas. Eso lo define como un impresentable. Tanto Barranco como Armengol son dos mariconas al servicio del sionismo. Como tabarniense, los repudio, los dos son genuinos fenicios catalanes”.
Respecto a la actitud de Barranco al frente de la secretaría general de la PxC. decara: “Era un tipo odiado que no caía bien a nadie. Actuaba como un chulo prepotente que se granjeó el desprecio de la gente. Miraba por encima del hombro a todo el mundo. Carecía por completo de buenos sentimientos, ya que el muy canalla era capaz de reírse hasta de las desgracias personales. Es también la persona más rastrera que he conocido nunca. Creo que en el fondo es un hombre enfermo. Su misión era apartar del lado de Anglada a las personas que le fuimos fieles y al proyecto identitario que representa. Le pongo un ejemplo: si en un acto público le ponían un vaso de agua a Josep, el rastrero se encargaba de quitar ese vaso y ponerle otro él personalmente. Lo suyo me recordaba a la anécdota de Isabel La Católica, que tuvo que vender sus joyas para descubrir América. Yo lo calé desde el primer día. Recuerdo una entrevista que Alerta Digital hizo hace meses al vicepresidente del Partit per Catalunya. Josep Maria Gili dijo algo que estos días, al recordarlo, me ha impresionado bastante. Gili nos advertía entonces de que tuviéramos cuidado con Barranco y predijo con una asombrosa exactitud todo lo que ha ocurrido estos días en el partido”.
“Tengo 56 años y estoy introducido en las capas altas de la sociedad barcelonesa, aunque mi sitio está con el pueblo. A este señor, en cambio, no lo conoce nadie. Si es de izquierda, de derecha, un topo del PP o un agente del Mossad, nadie podría decírselo. Lo único que sabemos con exactitud es que estudió en un colegio con conexiones al Opus Dei. Lo demás es un misterio”, señaló Bellalta al referirse a Barranco.