CasaPound se queda fuera del Parlamento


El nuevo partido fascista no ha conseguido en estas elecciones el salto al Parlamento que han preparado a conciencia en la última década. A falta del recuento definitivo de votos, se han quedado lejos de conseguirlo, aunque han experimentado un crecimiento desde los últimos comicios de 2013. El que había generado más expectativas, secundado por encuestas optimistas, era CasaPound, que ha pasado del 0,15% de los votos de entonces a un porcentaje en torno al 0,3 % - 0,7 %, que en ningún caso alcanza el 1%, en estas votaciones. Aunque sus opciones eran bajas y no han conseguido los resultados esperados, su avance y su presencia social son significativos. Actualmente tienen 11 concejales en todo el país y cuentan con 104 sedes.

El 1 de marzo inundaron la céntrica plaza del Panteón de la capital con banderas tricolor junto a las de la formación a tres días de la elecciones. Aunque en realidad viven en campaña electoral permanente. Ocupan edificios para entregárselos a los italianos necesitados que no tienen una vivienda; organizan comedores sociales, siempre para italianos. 
Según sondeos del semanario L’ Espresso, que entrevistó a 1.500 jóvenes que acudirían a las urnas por primera vez este año, casi el 5% daría su voto a este partido, lo que pone de manifiesto la presencia que tienen también en las escuelas.