El año pasado murieron por atentados yihadistas 13.632 personas


El Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo (OIET) nació del seno del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE) con el objetivo de estudiar y detallar los atentados yihadistas en todo el mundo. Han presentado en Madrid su primera publicación, el anuario del terrorismo yihadista 2017.
Las víctimas europeas de este tipo de terrorismo suponen tan solo el 0,4 por ciento del total.
Durante 2017 hubo atentados en 42 de los 191 países del mundo, lo que supone el 21 por ciento del total sumando 1.459 ataquesEl año pasado fue el ‘annus horribilis’ en el que se alcanzó el récord histórico desde que existen este tipo de mediciones.
Los cinco países más afectados son Irak (35 por ciento del total con 505 atentados); Afganistán (187 atentados); Nigeria, el territorio del Sahel con mayor actividad de este tipo con Boko Haram (105); Somalia con Al Shabaab (92) y Siria con numerosos grupos (90).
Los objetivos preferidos por los terroristas son los civiles que suponen el 48 por ciento del total de las víctimas. El 35 por ciento son fuerzas de seguridad y el 11 por ciento objetivos religiosos.
El año pasado murieron por atentados yihadistas un total de 13.632 personas.