Un 88,5% de los refugiados no quiere trabajar

Un estudio que publica esta semana el diario alemán Welt.de’, el 88,5% de los refugiados, en su mayoría mujeres, no trabajan una vez llegan a Europa.

Algo menos de la mitad de refugiados tiene algún tipo de trabajo, pero en las mujeres, solamente el 11,5 por ciento trabaja.
Las refugiadas llegan a Europa sin apenas experiencia laboral, puesto que en los países musulmanes, las mujeres están destinadas a trabajar en empleos escasamente cualificados. Este hecho, junto a la negativa de trabajar junto a hombre occidentales, provoca que el porcentaje de mujeres refugiadas que se niegan a trabajar se dispara hasta casi el 90 por ciento.
Ruud Koopmans, sociólogo, ha mostrado en su estudio ‘Asimilación o multiculturalismo’, que las escasa participación de las mujeres musulmanas en la vida laboral debido al control de sus maridos, complica aún más que puedan adaptar a la vida europea.