Cruda realidad: Llamar “fea” a la juez Alaya es “violencia de género"

La juez Mercedes Alaya

El dictamen de un juzgado de la Contencioso Administrativo de Sevilla que trata de la causa del escrache que sufrió la juez Mercedes Alaya en octubre de 2013 tras unas declaraciones del Caso ERE. Sentencia el tribunal que el escrache fue machista, y constituye un episodio de “violencia de género de baja intensidad”.

Esa ‘violencia machista’ consistió, básicamente, en que los participantes en la protesta llamaron a la juez “fea”, “hortera”, “fascista” e “inquisidora”.