Interior expulsa al presidente de la Unión de Imanes por sus posturas yihadistas


La Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior ha dictado la expulsión del presidente de la Unión Islámica de Imanes y Guías de España, el egipcio Alaa Mohamed Said, –hasta hace unos días ejerciente en una mezquita de Logroño–, por considerarle «una amenaza real para la seguridad nacional», «un ferviente defensor de los postulados islamistas que promueven la no integración de los musulmanes» y contrario a los «valores democráticos occidentales». Son las razones que el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, ofreció ayer en rueda de prensa urgente después de que un diario local hiciera pública el jueves la orden de expatriación de ese religioso, que permanece ingresado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche (Madrid), donde al parecer solicitará el asilo para tratar de impedir ser devuelto a su país.