Israel expulsa a mas de 16.000 africanos de su tierra y obliga a Europa a acogerlos

Benjamin Netanyahu

Israel ha anunciado la cancelación de su plan para deportar forzosamente a decenas de miles de inmigrantes africanos y un pacto con la ONU para que unos 16.000 permanezcan en el país y otros tantos vayan a países occidentales.
“Este acuerdo permitirá la salida de Israel de 16.250 inmigrantes a países como Canadá, Alemania e Italia”, anunció en rueda de prensa el primer ministro, Benjamín Netanyahu.
Según el plan, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se encargará de trasladar durante los próximos cinco años a 16.250 africanos a países occidentales mientras que Israel dará seguridad jurídica y residencia temporal al resto.