LA INMIGRACIÓN ES UN PROBLEMA. PERO NUESTRO ENEMIGO NO DEBE SER EL INMIGRANTE, SI NO EL ORDEN MUNDIAL QUE DESESTABILIZA ESOS PAÍSES Y PROVOCA ESTOS MOVIMIENTOS


Estáis hartos de cada día ver noticias nuestras sobre atrocidades provocadas por las hordas de "refugiados". Y efectivamente aceptar la cuota de estos que la UE nos quiere imponer es un suicidio nacional, y seguramente el principio del fin de la Europa que tal y conocemos.

La inmigración masiva y descontrolada, un SUICIDIO al cual nos quieren someter sin ni siquiera habernos preguntado esos que tanto se tildan de "demócratas". Esa inmigración masiva es sin duda alguna nuestra enemiga. Pero la culpa no la tienen los refugiados ni inmigrantes de países pobres que vienen aquí para no morirse de hambre.

La Guerra de Siria es de vital importancia, porque de ella depende el futuro de Europa. Si la Siria legitima de Ál-Assad es vencida, hordas de refugiados asaltaran a Europa sustituyendo nuestras tradiciones por las suyas.

La SOLUCIÓN al problema migratorio no debe ser otro que la sustitución de este orden mundial podrido por uno nuevo que no desestabilice Oriente en nombre
 de "misiones libertadoras" y expoliando todo a su paso.

Pero luego los que apoyáis al capitalismo, no tengáis el cinismo de quejaros de la inmigración masiva.

La única manera de una EUROPA estable, es con un Oriente Medio y África PROSPERO y ESTABLE.