La "justicia" alemana encarcela a una anciana de 88 años por cuestionar el Holocausto

La justicia alemana esta podrida. Los jueces alemanes ordenaron el ingreso en prisión de una historiadora de 88 años por refutar la versión oficial sobre el Holocausto. Esos mismos jueces acordaron la puesta en libertad de Puigdemont tras subvertir la legalidad española vigente intentando romper la unidad territorial del cuarto estado de la Unión Europea en importancia. 
Úrsula Haverbeck-Wetze

Úrsula Haverberck


Úrsula Haverbeck-Wetzel, una mujer alemana de 88 años de edad, que tuvo que abandonar su hogar después de una limpieza étnica a finales de la Segunda Guerra Mundial, fue condenada a prisión por cuestionar y refutar la versión oficial sobre el Holocausto alemán, que describió como “la mentira más grande y más persistente de la historia”.
Haverbeck, junto con tres de sus colegas y partidarios, fueron detenidos después de que la policía alemana irrumpiera y saqueara sus casas, donde incautaron documentos, libros y otros artículos personales. Alemania tiene algunas de las más tiránicas leyes contra la libertad de expresión y el libre pensamiento en el mundo.
Warren Routledge, autor del libr de lectura obligatoria: “Holocaust High Priest: Elie Wiesel, “Night,” the Memory Cult, and the Rise of Revisionism”, dijo: “La detención de Ursula Haverbeck era previsible desde el principio. Los alemanes han estado bajo un apretado control sionista durante décadas. También es un secreto a voces que la actual canciller de la República Federal Alemana, Angela Merkel, ha sido una persona muy útil para la CIA durante décadas. Con la unificación de Alemania, después de la caída del muro de Berlín, ella realizó una transición fluida al nuevo sistema, desde informar a la CIA sobre sus jefes comunistas hasta alcahuetear las interioridades del nuevo gobierno unido de Alemania”.
Durante la entrevista en la televisión, cuya versión completa fue publicada en YouTube, Haverbeck explicó cómo intentó establecer contacto con los funcionarios alemanes correspondientes, el ‘Bundesministeriums der Justiz und für Verbraucherschutz’ (Ministerio de Justicia alemán), así como on el ‘Zentralrat Der Juden In Deuschland’ (Consejo Central de los judíos en Alemania), pidiendo respuestas a preguntas básicas que ella hace sobre el supuesto Holocausto.
La anciana mantiene que si la historia oficial del Holocausto fuera efectivamente cuestionada y refutada, el sistema político entero de la posguerra quedaría expuesto.

La verdad no necesita leyes”, dijo la señora Haverbeck, añadiendo que “la única base sólida para el futuro de la humanidad es la verdad”, y que “la narrativa oficial del Holocausto no es verdad”. “Por lo tanto, se utiliza para esclavizar y manipular a la humanidad. Su propósito es justificar el nuevo orden mundial, que beneficia a todos los que actualmente controlan nuestras vidas. Las ‘lecciones’ del ‘Holocausto’ nos dicen que nunca debemos tolerar el maltrato a nadie. Sin embargo, los palestinos están exentos de esta regla humanitaria universal y pueden ser aplastados por puños, palos y armas de todo tipo en cualquier momento y sin ninguna justificación.”, añadió durante la entrevista por la que fue encarcelada.