Obispos vascos: “es hora de perdonar y atender las peticiones de las familias de los presos de ETA”


“Pensamos en la oportunidad de atender las peticiones de los familiares de los presos inmersos en diversas necesidades humanitarias. También es importante que el retorno de los excarcelados a sus lugares de origen se realice de forma que las víctimas del terrorismo no se sientan humilladas”, han solicitado en un manifiesto conjunto.
Los obispos de NavarraPaís Vasco y Bayona han suscrito una declaración conjunta en la que piden “sinceramente perdón” por sus “complicidades, ambigüedades y omisiones” ante el terrorismo de ETA.
“A lo largo de todos estos años, muchos de los hombres y mujeres que conforman la Iglesia han dado lo mejor de sí mismos en esta tarea, algunos de forma heroica. Pero somos conscientes de que también se han dado entre nosotros complicidades, ambigüedades, omisiones por las que pedimos sinceramente perdón”, han señalado.
Por otro lado, los obispos también consideran que la “deseada” disolución de ETA debiera ser aprovechada por todos y piden atender las peticiones de los familiares de los presos. “Pensamos en la oportunidad de atender las peticiones de los familiares de los presos inmersos en diversas necesidades humanitarias. También es importante que el retorno de los excarcelados a sus lugares de origen se realice de forma que las víctimas del terrorismo no se sientan humilladas”, aseguran.
El texto ha sido suscrito por Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y obispo de TudelaMario Iceta, obispo de BilbaoJosé Ignacio Munilla, obispo de San SebastiánJuan Carlos Elizalde, obispo de VitoriaJuan Antonio Aznárez, obispo auxiliar de Pamplona y Marc Aillet, obispo de Bayona.
“La Iglesia católica presente en las diócesis de Pamplona-Tudela, Bilbao, Vitoria y San Sebastián y Bayona, valora lo que de positivo tiene la “Declaración sobre el daño causado” de la banda terrorista ETA, después de 60 años de historia de muerte y de sufrimiento. Deseamos de todo corazón que el saludo bíblico “Paz a vosotros” se enraíce en nuestra tierra para siempre”, afirman.