Raúl Macià, el valiente que puso una bandera de España en el Ayuntamiento de Balsareny, lleva ya seis meses en la cárcel por una denuncia falsa de los Mossos


Raúl Macià, el valiente ciudadano catalán que puso una bandera de España en el Ayuntamiento de Balsareny, lleva ya seis meses encerrado en la cárcel de Lledoners, en Manresa.
Raúl Macià fue enviado a prisión por una denuncia falsa de los Mossos d’Esquadra, después de que colocara la bandera española en el Ayuntamiento de la localidad que está claramente dominada por los independentistas.
En su declaración ante la juez encargada de llevar el caso, los dos agentes de los Mossos d’Esquadra no dudaron en reconocer que cuando actuaron contra Raúl Macià, cumplían órdenes de los independentistas de la Asamblea Nacional Catalana y tres concejales de ERC.
Junto a los dos Mossos d’Esquadra, también participó un tercer agente de la policía catalana, cuñado de Isidre Viu, actual alcalde de la localidad y que dio instrucciones a sus compañeros vestido de paisano.
Los Mossos d’Esquadra, que tenían el conocimiento de que Raúl Macía se encontraba en libertad condicional por participar en el robo a unos narcotraficantes en 2009, lo acusaron falsamente de “tenencia ilícita de armas y explosivos”, incluyendo en su atestado el incidente que vivió en el pasado.
Esto fue suficiente para que la Junta de Tratamiento decidiera enviarlo de nuevo a prisión, donde se encuentra a la espera de ser puesto en liberta provisional.