Ciudadanos griegos expulsan de un acto patriota al alcalde de Tesalónica por multicultural


Yannis Boutaris, alcalde de Tesalónica, debió salir escoltado, el pasado sábado, de un acto que en honor a los 360.000 griegos asesinados por los turcos durante la Primera Guerra Mundial y el conflicto posterior que enfrentó a ambos países. Los participantes en el homenaje consideraron la presencia de este individuo como una verdadera provocación. Boutaris había declarado recientemente que no le importaba que Kemal Ataturk, líder turco nacido en Tesalónica y cuya casa ha sido convertida en un museo, hubiera participado y ordenado las matanzas de griegos porque lo que importaba es “atraer el turismo turco a la ciudad”.
En un desagradable incidente, Boutaris fue increpado por sus compatriotas, que le propinaron algún empujón, y salió escoltado por la policía. A pesar del dramatismo con el que la prensa ha tratado el asunto el político -conocido por sus posicionamientos contra los derechos de los griegos y la identidad helena y a favor de la inmigración masiva-, fue dado de alta en el hospital en perfecto estado.
Cuatro ciudadanos griegos y un georgiano, que participaron en la protesta, han sido detenidos.