Condenan a uno de los asaltantes de Blanquerna por animar a que dieran “un capón, no muy violento” a un periodista filoetarra


La Audiencia de Barcelona ha ratificado la condena a un año de cárcel para Pedro Chaparro, uno de los asaltantes del centro cultural “Blanquerna” en 2013, en este caso por llamar a pegar a un foto-periodista en una marcha en Barcelona con motivo del Día de la Hispanidad de 2015.
Una vez finalizada la manifestación, los asistentes se congregaron en la plaza Sant Jordi de Montjuïc, donde Pedro Chaparro tomó la palabra y advirtió de que en la concentración se encontraba “la rata Jordi B.” (en referencia al foto-periodista), por lo que les pidió que si lo veían le dieran “un capón, no muy violento”, para no exponerse a ser detenidos.
Nota de DN: ¿un año de cárcel por esta ridiculez?¿un año de cárcel por animar a pegar “un capón no muy violento” a un fotógrafo ultraizquierdista que participa en actos a favor de los presos de ETA? actos en los que suele hacerse auténtica apología del terrorismo llamando a los asesinos “presos políticos” y elevándoles a la categoría de “luchadores pos la libertad” y que siguen celebrándose a día de hoy en la región vasca sin que el gobierno ni la Justicia actúen. Borrás, además, fue el responsable de señalar en su twitter la ubicación de un grupo de patriotas en una terraza de Barcelona con la consecuencia de que a los pocos minutos apareció una turba de separatistas en el lugar dándoles una paliza salvaje. Los agresores fueron juzgados y condenados solo a un año y medio de cárcel, por lo que, al no tener antecedentes, ninguno entró en prisión, a lo que hay que añadir que solo se condenó a tres cuando la turba agresora eran entre 15 y 20. ¿un año de cárcel por “animar a dar un capón” y uno y medio por dar una paliza de muerte con puñaladas incluidas?¿pero qué “Justicia es esta? Esta condena se suma a otra que ya tiene Chaparro a sus espaldas de ¡¡cuatro años de cárcel!! por el escrache más que pacífico (si lo comparamos con los escraches ultra-violentos de la extrema izquierda y de los separatistas) contra la reunión masónico-separatista de Blanquerna.
Dos condenas absolutamente injustas, exageradas y aberrantes, todo al mismo tiempo que se certifica la farsa del “fin de ETA” en la que volveremos a ver a auténticos terroristas sanguinarios salir de la cárcel más pronto que tarde. Así funciona la Justicia en el R78. Luego aún se quejan porque a este rapero o a aquella tuitera de extrema izquierda les juzgan por lanzar auténticas apologías del terrorismo, del asesinato y de la violencia. Juicios en los que los acusados, casi siempre, acaban quedando absueltos. Nada de esto ha hecho Pedro Chaparro, pero a él le están condenando. Porque es un disidente real. Por eso la Fiscalía (es decir, el Gobierno de España) aliada con los separatistas catalanes, recurrieron la sentencia de Blanquerna al Supremo que, de manera totalmente increíble, multiplicó por ocho la anterior condena, subiéndola a 4 años añadiendo el ridículo “agravante por discriminación ideológica”. El Soberanismo Nacional español es el enemigo del R78, por eso es atacado en todos los frentes, incluido el judicial.


Jordi Borrás, en un acto a favor de los presos de ETA