El exministro Eduardo Zaplana, detenido en Valencia por blanqueo de capitales y delito fiscal


El expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana ha sido detenido por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) por los presuntos delitos de blanqueo de capitales, desvío de fondos y malversación de caudales. La operación continúa abierta y hay detenidas cinco personas más, apuntan fuentes de la UCO, aunque en total hay previstas entre siete y una decena de detenciones y alguna de ellas podría estar relacionada con cargos del Partido Popular que tuvieron responsabilidad en la Comunitat Valenciana. El juzgado de Instrucción número 8 llevaba dos años investigando esta operación que hoy se ha activado.

Otro de los detenidos es el empresario Vicente Cotino, según ha podido saber Europa Press de fuentes conocedoras de la operación. Los detenidos están acusados de los delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación, según confirman a Europa Press fuentes policiales y fiscales.
Eduardo Zaplana ha sido detenido a las 9 de la mañana a la salida de su domicilio en Valencia. Se le acusa presuntamente de aflorar dinero negro desde fuera de España procedente de comisiones ilegales obtenidas de contratos concedidos de forma irregular. La Guardia Civil cree que este dinero depositado mayoritariamente en paraísos fiscales es dinero procedente de comisiones obtenidas por adjudicaciones de contratos que se concedieron de forma irregular, según han apuntado fuentes de la investigación.
Fuentes de la investigación han indicado que Eduardo Zaplana, que fue también alcalde de Benidorm y portavoz del PP en el Congreso, se encuentra en su domicilio, situado en la zona más comercial de Valencia.
Testigos presenciales han indicado que sobre las diez de la mañana han entrado en el domicilio de Zaplana agentes de la UCO de paisano con cajas de cartón plegadas para almacenar el material que pueda ser intervenido.
Zaplana (Cartagena, 1956), que presidió el Gobierno autonómico valenciano entre 1995 y 2002, ya había sido investigado en la operación Lezo, aunque las pesquisas fueron archivadas por la Audiencia Nacional.

Eduardo Zaplana, expresidente de la Generalitat Valenciana.
Durante el juicio de Gürtel, el ex presidente valenciano Francisco Camps aseguró que fue Eduardo Zaplana el que introdujo a Correa en la Comunidad de Valencia. Sin embargo, tampoco aquellas acusaciones llegaron a nada. De hecho, explican fuentes de la Guardia Civil, la actual investigación no guarda relación, al menos directa, con la trama de Correa.
Zaplana y la Operación Lezo
El nombre de Eduardo Zaplana apareció vinculado en la ‘operación Púnica’ y en conversaciones grabadas a Ignacio González durante la ‘operación Lezo’, aunque al parecer esta operación por la que ha sido detenido no guarda relación con esos casos.
Más información de Eduardo Zaplana
El juez investiga a Eduardo Zaplana y a Villar Mir por la ‘operación Lezo’
Zaplana asegura en una grabación del caso ‘Lezo’ que Barberá «era un bluf absoluto»
Zaplana dice que se limitó a escuchar a González, pero no le dio credibilidad
El juez cita a Zaplana y a Ignacio González como testigos en el caso ‘Papeles de Bárcenas’
El titular del Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, pidió en abril de 2017 información, dentro de la ‘operación Lezo’, sobre el exministro de Trabajo Eduardo Zaplana, que formaba parte de la lista de 60 personas sobre la que trabaja el magistrado con la orden para detener a 12 personas, entre las que se encontraban el expresidente de la comunidad de Madrid Ignacio González, su hermano Pablo y su cuñado José Juan Caballero.
Zaplana: alcalde, presidente y ministro
Zaplana fue presidente de la Comunidad Valenciana entre 1995 y 2002, cuando el presidente José María Aznar le confió el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. En el Ministerio estuvo hasta 2004, cuando pasó a ser portavoz del PP en el Congreso. Su salto a la primera línea política fue como alcalde de Benidorm entre 1991 y 1994. Zaplana abandonó la política en 2008.
Declaración ante el juez
Posteriormente el juez citó a Zaplana como testigo del caso Bárcenas y el exministro aseguró ante el juez que se limitó a escuchar al expresidente madrileño Ignacio González cuando, en una conversación pinchada en el despacho de este último, le contó sus teorías sobre sus problemas judiciales, pero no le dio credibilidad.