Eurovisión se queda sin la audiencia China por su apología de la homosexualidad


La Unión Europea de Radiodifusión ha perdido el suculento negocio que supone la potencial audiencia de más de 1.300 millones de chinos que van a dejar de ver la retransmisión del Festival de Eurovisión. El canal chino “Mango TV”, que tenía los derechos de emisión para el gigante asiático, censuró dos canciones por su apología de la homosexualidad y de la simbología gay.
Concretamente, “Mango TV” no emitió la canción homosexual que representa a Irlanda -“Together”-, la canción de Albania y difuminó una bandera arcoiris que portaba un individuo entre el público.
“Esto no está en la línea de los valores de universalidad e inclusividad de la Unión Europea de Radiodifusión (EBU) y de nuestra orgullosa tradición de celebrar la diversidad a través de la música”, señalaron los organizadores del evento que, por otra parte, rehuyeron las preguntas sobre los coses económicos que este conflicto ocasionará a Eurovisión.