Los empleados del Burguer King Gijón en lucha contra la explotación a la cual los somete el Grupo Nalón


Un centenar de trabajadores de Burger King en Gijón, están realizando diversas movilizaciones para exigir al Grupo Nalón, empresa que se hizo cargo de varios establecimientos de la cadena en la ciudad a principios de año, que cumpla con las condiciones del acuerdo de subrogación.

En la actualidad, el nuevo franquiciado, no sólo no está respetando las condiciones que ya logró la plantilla años atrás, sino como viene denunciando la asamblea de trabajadoras y trabajadores, estas han ido empeorando con el impago de horas extras o de bajas laborales, la amenaza de cierre de la empresa, el aumento de la carga de trabajo y las contrataciones mediante ETT´s, con la consiguiente merma de derechos laborales.

Aaron Parada, uno de los representantes de la asamblea declaró durante la concentración de protesta celebrada el pasado 23 de mayo que su única exigencia es “que se cumpla la ley y las condiciones de la subrogación, tal y como esta marcado en el artículo 44 del Estatuto de los trabajadores”. Asimismo insistía en que “ya llevan cinco meses en esta situación, desde el primero de enero de 2018”.