Los vecinos de Argumosa 11 se enfrentan al usurero extranjero que les quiere echar de su hogar

Carteles pegados frente a la sede de Gestión Integral de Proindivisos 

“El especulador, como todo tiburón, necesita moverse para poder respirar”, señalan los patriotas que hoy, martes 29 de mayo, han acudido a la sede de Gestión Integral de Proindivisos, propietaria del edificio de la calle Argumosa 11, en Lavapiés. “Vamos a demostrar que, o hay una solución, o los acosadores ya nunca más podrán moverse de su escondrijo con tranquilidad”, continúan.

El tiburón al que han dado hoy caza, Gestión Integral de Proindivisos, es propietario de uno de los cinco bloques de este barrio cuyos vecinos se enfrentan a la pérdida de su vivienda después de que el edificio haya pasado a fondos de inversión. En concreto, en Argumosa 11 son una veintena las familias afectadas. La empresa, cuyo socio único es Ramón Larrinaga Aboitiz, está especializada en la compra y venta de inmuebles proindivisos —en copropiedad—.
Argumosa 11 

Según explican desde el Sindicato de Inquilinas de Madrid, ya han hablado varias veces con esta empresa. “Básicamente lo que nos han dicho es que esos pisos valen ahora mucho más en el mercado, que van a echar a los vecinos, limpiar los pisos y reintroducirlos en el mercado con subidas de en torno al 200% o 300%”, explica Javier Gil, del Sindicato de Inquilinas, colectivo que ha convocado la protesta junto a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Madrid Centro y Lavapiés.