Manifiesto de UNT por el Primero de Mayo de 2018


Manifiesto del Primero de Mayo de 2018

Unión Nacional de Trabajadores:
El 1º de Mayo se conmemora la lucha de los trabajadores de Chicago por la jornada de 8 horas, una reclamación justa que fue sangrientamente reprimida precisamente un 1º de Mayo de 1886.

Aunque estamos en la España de 2018, lo cierto es que desde 1978 las condiciones laborales de 
los españoles se han ido degradando progresivamente, volviendo poco a poco a condiciones cada vez más parecidas a las de aquél Chicago del Siglo XIX: salarios de miseria (que se consiguen bajo amenazas de deslocalización e importando inmigrantes que acepten salarios menores), necesidad de trabajar más horas (incluso sin cobrarlas), recortes sociales, pensiones más bajas, edad de jubilación cada vez más tardía, jóvenes –y mayores– con contratos basura, despidos más fáciles con indemnizaciones cada vez menores, más inseguridad laboral, etc. 

Mientras que en el siglo XIX los capitalistas utilizaban el Estado para proteger sus negocios y la policía para reprimir a los trabajadores que reclamaban derechos laborales, hoy para ellos el Estado es un obstáculo y prefieren la existencia de un mercado mundial digitalizado y sin barreras de ningún tipo: 
no quieren ni estados ni fronteras que les limiten. Es decir, hoy vivimos en la era del capitalismo digital 
global, por lo que el Estado y las fronteras han pasado a ser las últimas defensas que nos quedan a los trabajadores para defendernos de las deslocalizaciones, la competencia desleal y la pérdida de derechos laborales y sociales.

Hoy los trabajadores necesitamos una patria para defendernos del capitalismo global, 
recuperando nuestra Soberanía y garantizando nuestros derechos laborales y sociales, mientras que los capitalistas ya no quieren patrias y prefieren mercados globales, tratados de libre comercio 
y espacios económicos como la Unión Europea que ellos puedan controlar y que se impongan a las 
naciones. Ellos han secuestrada la Patria a través de los políticos que tienen comprados, y por eso 
los trabajadores necesitamos liberarla y hacerla nuestra.

Los trabajadores tenemos que tomar conciencia de ello y afrontar esa tarea de defensa de los 
derechos que con tanto esfuerzo conquistaron nuestros mayores tras muchos años de lucha, porque si no hacemos nada ahora, cuando ya sea demasiado tarde serán nuestros hijos los que sufrirán la miseria que les estamos dejando…

Desde hace muchos años siguen sin respuesta las preguntas que UNT lleva haciendo cada 1º de 
Mayo: ¿qué futuro les espera a nuestros jóvenes?; ¿qué educación reciben?; ¿qué tipo de empleo 
van a tener a lo largo de su vida?; ¿cuánto van a cotizar para poder tener una pensión digna? Gran 
parte de los jóvenes españoles están sin trabajo, carecen de una buena formación y de futuro, y en el 
mejor de los casos tienen empleos precarios, inestables y en régimen de semiesclavitud, sin apenas derechos laborales, con despido libre y gratuito. 
¿Es eso lo que queremos para nosotros y nuestros 
hijos? 
¡Es hora de levantarnos para decir BASTA!

UNT denuncia las dos causas principales de esta situación: un sistema económico perverso cuya 
dinámica nos lleva inexorablemente al empobrecimiento mediante la reducción de costes salariales y la labor destructora –por omisión– de los “pseudo sindicatos” del Régimen, CCOO y UGT principalmente, que actúan como “coartada sindical” del Sistema capitalista mundializador, al mantener controlado el descontento social y acatar en el fondo todo lo que se plantea a través de los principales partidos políticos, PP y PSOE (sin olvidar tampoco a los separatistas que amenazan con destruir la unidad de España, ni a esos nuevos partidos que son más de lo mismo): de todos ellos se sirven quienes en realidad mandan. 
Ningún partido político o “sindicato” del Régimen defiende ni la Soberanía Nacional 
(económica y monetaria también) ni la Justicia Social frente al mundialismo capitalista. 
¡Esa es la realidad y por eso es necesaria la UNT, para denunciarlo!

Tenemos que construir un nuevo sindicalismo, y para ello hay que abandonar las filas de los falsos 
“sindicatos” del Régimen, cómplices de todas las reformas laborales, y hay que engrosar las filas 
de UNT para que se pueda luchar eficazmente por los principios de un Sindicalismo Nacional cuya 
prioridad sea la Justicia Social, tras la necesaria recuperación de nuestra Soberanía en todos los 
ámbitos, construyendo una economía al servicio del hombre y no permitiendo que sea el hombre 
quien esté al servicio de la economía.

¡ES HORA DE LUCHAR POR LA SOBERANÍA NACIONAL
 PARA CONSEGUIR LA JUSTICIA SOCIAL!
 ¡¡¡VIVA EL 1º DE MAYO!!!