Toni Comín por fin sirve para algo: deja sin mayoría a Quim Torra para que forme un gobierno realista


El diputado de ERC Toni Comín ha renunciado este martes a delegar su voto en el portavoz de la formación, Sergi Sabrià. El exconsejero huido en Bruselas, ha firmado un escrito a la Mesa del Parlament en el que solicita que el voto delegado quede sin efectos con fecha del lunes.

Esta decisión, salvo renuncia al acta de diputado, deja sin mayoría simple a Junts per Catalunya y ERC. Gracias a esta mayoría simple pudieron investir presidente a Quim Torra, con la abstención de la CUP. Sin el voto de Comín, los otros 65 diputados que dan apoyo a Torra deberán contar con el ‘sí’ de la CUP o de otro partido para sacar adelante cualquier votación.

Esta estrategia está dirigida por Junqueras para conseguir que Torra o  bien forme un gobierno realista; o bien no le quede más remedio que caer.