Cinco personas protestan contra la prostitución nigeriana en Mallorca que roba y droga a los turistas y los manifestantes acaban imputados por un delito de odio


Cinco manifestantes que estos días han participado en las concentraciones contra prostitutas nigerianas en Magaluf (Mallorca) fueron citados este viernes en el cuartel de la Guardia Civil de Calvià y acabaron imputados por un delito de odio. La Benemérita ha advertido que no permitirá que la situación se les vaya de las manos y que nadie se tome la justicia por su cuenta.
Un grupo de quince empresarios y trabajadores de la zona de Magaluf acudieron a las dependencias policiales en Son Bugadelles, después de que las mujeres africanas presentaran hasta 19 denuncias por acoso contra ellos. Previamente acudieron en busca de ayuda a la sede de Médicos del Mundo.

Los cinco acusados fueron puestos en libertad y se pudieron reunir con los compañeros y amigos que les esperaban a las puertas del cuartel: «Es el mundo al revés. Nadie hace nada contra las prostitutas que atacan y roban a nuestros turistas.
Nosotros salimos a la calle para protestar y resulta que ahora somos nosotros los malos. No entiendo nada», refirió uno de los comerciantes de Magaluf, que recordó que «estas mujeres son muy violentas y están organizadas. No son angelitos como quieren hacer ver ahora».
Los manifestantes se quejaron de que el declive en Punta Ballena y las calles colindantes es evidente y culpan, en gran parte, a las mafias de prostitución nigeriana de este descenso considerable en el número de turistas: «Los veraneantes tienen miedo de que si vuelven al hotel con dos copas serán abordados por estas mujeres, que les dan palizas para robarles todo lo que tienen». La página de Facebook en la que la asociación colgaba fotos y vídeos de sus concentraciones ha sido clausurada.