El "Banco de España" títere del sionismo propone explotar hasta la vejez a la población española y a la larga sustituir a esta por inmigrantes


A la vista de la deriva del gasto y, sobre todo, ante el progresivo envejecimiento de la población, el banco emisor lanza una recomendación:  incentivar la permanencia en el mercado laboral de los mayores, compatibilizando el cobro de la pensión con un empleo, a lo que añade que, “adicionalmente, se deberían revisar periódicamente las restricciones asociadas a la política migratoria para tratar de acompasarlas a las necesidades del mercado de trabajo”.

Ya no es novedad que el Banco de España se salte sus competencias (vigilar la actividad bancaria y la política monetaria) para dar recomendaciones que no le competen sobre pensiones, mercado laboral o política de inmigración, mientras calla ante la deuda masiva que España está contrayendo y cómo el euro nos perjudica. Tampoco es ninguna novedad que instituciones ultra-sionistas como el Banco de España pida importar más inmigrantes hacia España. Antes que el Banco de España, todos los equipos de estudios económicos de los grandes bancos y Cajas de Ahorros ya pedían importar mano de obra en masa, pues ante el holocausto demográfico provocado por el Régimen del 78, la escasez de mano de obra a medio-largo plazo puede llevar a una subida de los salarios que no interesa a determinados sectores. Eso si aceptamos que, con cuatro millones de parados en España, hay “escasez” de mano de obra.