Macron entierra el plan de rehabilitar las "zonas donde se aplica la ley islámica Sharia"


Macron ha reducido sustancialmente los planes para rehabilitar las banlieues de Franciabarrios lastrados por la pobreza e infestados de delincuencia con un alto número de habitantes musulmanes que aplican la Sharia por la fuerza a todos—, y en su lugar ha pedido a los alcaldes y asociaciones locales de la sociedad civil que encuentren soluciones a nivel de base.
Este cambio de política se produce después de semanas de debate interno acerca de si es mejor un enfoque de arriba abajo o de abajo arriba para mejorar la vida en las problemáticas banlieues, que son caldo de cultivo para el fundamentalismo islámico y a las que se suele referir como zonas de exclusión, por las peligrosas condiciones con que se encuentran allí la policía y otros representantes del Estado.