Una juez obliga a readmitir a una empleada que fue despedida por 'comer una empanadilla en horario laboral'


Un juzgado cordobés ha condenado a un hipermercado de Córdoba a readmitir o indemnizar con 19.000 euros a una trabajadora de su Snack-bar que había sido despedida por haberse comido una empanadilla dentro de su horario de trabajo.

En la sentencia, contra la que cabe recurso, la magistrada del juzgado de lo Social número 2 de Córdoba, María Josefa Gómez Aguilar, rechaza un vídeo de seguridad aportado como prueba principal por la compañía porque vulnera la intimidad de la empleada.  Según la juez, que considera el despido improcedente, la reproducción del vídeo "no soporta un juicio de constitucionalidad".