Como Al Capone: la justicia alemana decide extraditar a Puigdemont pero sólo por malversación y no por rebelión


La Audiencia territorial de Schleswig-Holstein ha declarado este jueves admisible la extradición a España del expresidente de Cataluña Carles Puigdemont por un delito de malversación de fondos, pero no por un presunto delito de rebelión.

El tribunal no señala fechas concretas ni un período en el que se deba llevar a cabo esta operación, un proceso que deberá ejecutar la fiscalía.

Esta decisión implica que, en caso de producirse finalmente la extradición, Puigdemont no podría ser juzgado en España por el delito más grave de los que le atribuye el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena y el juicio al expresident debería de limitarse a la supuesta malversación, con penas mucho menores.

La justicia alemana no ha decretado medidas cautelares contra Puigdemont, que sigue en libertad en Alemania, donde fue detenido el 25 de marzo a petición de Llarena, quien dictó ese mismo mes una orden europea de detención y entrega (OEDE) contra el expresident por rebelión, desobediencia y malversación.