Destruyen "por error" 78 cajas de expedientes judiciales del archivo de la Junta de Andalucía


El letrado acudió al Juzgado de Primera Instancia número 1 de Fuengirola con la intención de solicitar una averiguación de bienes para un embargo. Pero la respuesta no fue la que esperaba. A través de una diligencia, el órgano judicial le informaba de que su procedimiento había sido eliminado. Y es que, tal y como le notificaron hace solo unos días, se han destruido por error 78 cajas de expedientes judiciales correspondientes a este órgano judicial que se encontraban en el archivo de la Junta situado en una nave del Parque Tecnológico de Andalucía –dispone de otras instalaciones en los bajos de la Ciudad de la Justicia–.

Desde el Gobierno Andaluz, que ha confirmado a SUR lo ocurrido, han asegurado que todos los expedientes que han sido destruidos por error se corresponden con el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Fuengirola y que no hay ningún otro órgano judicial que se haya visto afectado por esta situación. En concreto, han explicado que el fallo tuvo lugar en octubre del año pasado, aunque no fue hasta meses más tarde cuando, al reclamar el juzgado en cuestión un procedimiento judicial, se tuvo conocimiento de lo que había ocurrido.

«Por causas que no pueden discernir, 78 cajas correspondientes al Juzgado de Primera Instancia número 1 de Fuengirola tuvieron salida junto con las cajas que componían la Sección 9º de expurgo, y por tanto fueron destruidas con éstas y entre los procedimientos destruidos se encuentra el presente». Con estas palabras se explica en la diligencia lo sucedido, aunque desde el Gobierno andaluz han concretado que fue la empresa adjudicataria que se encarga de la gestión del archivo judicial la que se equivocó en la entrega de las cajas que debían ser destruidas: «Unas estaban junto a otras y les dieron las que no eran».
Imagen
Reproducción de la diligencia del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Fuengirola en la que se informa de que 78 cajas de expedientes han sido destruidas por error. / SUR
Desde la Junta de Andalucía han insistido en que el problema surgió en la anterior empresa adjudicataria de la gestión del archivo. Ésta, según han apuntado, dejó de prestar sus servicios en el pasado mes de abril, cuando venció su contrato. Tras celebrarse un concurso, actualmente es otra compañía la que se hace cargo de estas labores.