El día que Ramiro Ledesma, José Antonio y los demás falangistas gritaron '¡VIVA LA UNIDAD DE ESPAÑA!' ondeando la tricolor



Escrito por el propio Ramiro Ledesma en '¿Fascismo en España? (PAGINA 62)'

En la mañana del domingo día 7, al recibirse las primeras noticias del rendimiento de Companys, tuvo el Partido ocasión de hacerse visible en las calles. De madrugada se había desmovilizado a las escuadras, pues debido a la insurrección de la Generalidad y al temor de un incremento de la rebeldía en Madrid, se habían mantenido en vela toda la noche, cosa que venía ocurriendo ya tres días. Ese era el motivo de que hubiese relativamente pocos afiliados en el local central cuando se dio la orden de organizar una manifestación jubilosa por el triunfo del Ejercito contra los separatistas. 

A toda prisa se adquirió una bandera tricolor, y las pocas docenas de camaradas que había en el local, convertidos en enlaces, salieron en busca de sus compañeros. A las doce en punto se puso en marcha la manifestación, iniciada desde los locales del Partido con unos quinientos militantes. La ruta era Castellana-Recoletos-Alcalá y Puerta del Sol. La bandera la llevaba un directivo de Barcelona, Roberto Bassas, llegado a Madrid para asistir al Consejo nacional. A la cabeza iba Primo de Rivera, acompañado de Ruiz de Alda, Ledesma y el teniente coronel Rada, que había sido nombrado recientemente jefe de las milicias del Partido.