El hijo de Bin Laden, un joven pringado acomplejado de 20 años, pide a todos los musulmanes la "guerra santa" contra el Gobierno legítimo de Ál-Assad


Hamza bin Laden, hijo de Osama bin Laden, ha instado a los musulmanes de todo el mundo a unirse a la jihad en Siria contra los "cruzados" y los musulmanes chiítas.

"La causa de Siria es la causa de toda la comunidad musulmana mundial", dijo en una grabación de audio sin fecha lanzada en redes yihadistas el jueves.

"Para que el pueblo de Siria se resista al cruzado, a los chiítas ya la agresión internacional, los musulmanes, todos los musulmanes, deben respaldarlos, apoyarlos y darles la victoria", dijo el pringado acomplejado. 

"La vigilia es esencial, al igual que el movimiento rápido, serio y organizado, para apoyar a la gente de la bendita Siria antes de que sea demasiado tarde".
Hamza, quien tiene alrededor de 20 años, se ha vuelto activo como propagandista de Al Qaeda desde la muerte de su padre.