Entran buscando documentos en casa de la periodista Dilyana Gaytandzhieva, estaba investigando un programa militar secreto de EEUU, ya había revelado múltiples laboratorios de armas biológicas yanquis y también como estos e Israel financiaban al EI


Esta tarde, han entrado en casa de Dilyana Gaytandzhieva con ella dentro, la han encerrado en la habitación mientras los ladrones han estado buscando durante una hora documentos de la última investigación de la periodista.


Dilyana llamó a los bomberos y estos acudieron rápido a su llamada -debido a las amenazas que lleva recibiendo desde hace tiempo-, tuvieron que bajar del tejado y sacarla por la terraza.

La última investigación de la periodista, que pronto saldrá a la luz, es la revelación de un programa militar de EEUU que incluía un estudio piloto con 100 informes de casos de muertes.

La búlgara ya desveló que el Pentágono dispone de un laboratorio de armas biológicas en Tbilissi (Georgia) y múltiples también en África, además de revelar que EEUU e Israel estaban dando armas y financiando al Estado Islámico.

Revelar quien estaba detrás del Estado Islámico le supuso ser despedida de su puesto en un periódico.

Sus tesis fundamentadas con sólidas pruebas sobre los chanchullos de EEUU en África han sido del todo suprimidas. Están intentando callar su voz al igual que hicieron con otros periodistas disidentes como Ugur Muncu y Mino Pecorelli (ambos con la Operación Gladio) o Gary Webb en EEUU destapando el tráfico de drogas de la CIA.