Eulalia, la abuela de 98 años, recupera su casa okupada por un marroquí maltratador


Eulalia ha podido volver a su casa por fin. El okupa marroquí que había invadido el hogar de esta anciana de 98 años ha escapado. Ha huido cuando el equipo de Desokupa, liderado por Daniel Esteve, se dirigía a su domicilio en Navacerrada. Ayer lloraba de la pena, de la frustración... Recordaba a su difunto marido. Detrás su familia le daba soporte.

Los mensajes enviados de toda España hicieron que este grupo, con sede en Barcelona -que ha desalojado cientos de viviendas en territorio español-, se movilizara de modo gratuito a Navacerrada, donde reside la entrañable Eulalia.

"Eulalia tiene 98 años pero no puede vivir en su casa, donde ha pasado toda su vida. Hace pocos meses ingresó en el hospital por una caída y, al regresar, no pudo abrir la puerta. Le habían okupado su domicilio en Navacerrada y le habían cambiado la cerradura. El inquilino que se había apropiado de su vivienda era el ex novio de su nieta. Se trata de un hombre de 40 años al que ella misma había acogido hace años cuando se quedó tirado en la calle", esta historia desvelada por EL MUNDO conmovió a España.