Un párking de Zaragoza quita las plazas de los minusválidos para dárselas a las mujeres para que aquellas conductoras temerosas de aparcar puedan hacerlo con tranquilidad y evitar también 'sustos nocturnos'


Un párking de Zaragoza ha reservado siete de sus plazas de aparcamiento específicamente para mujeres quitándoselas así a los minusválidos.

La medida es la primera de este tipo que se toma en España, en las ciudades europeas en las que ya se ha impuesto ha sido muy bien recibida para protegerse del 'aumento de las violaciones por inmigrantes'.

Su objetivo es doble; uno que aquellas conductoras temerosas de aparcar puedan hacerlo con total tranquilidad.

Y el segundo que las mujeres temerosas ante posibles 'sustos nocturnos' se puedan sentir seguras.