Una empresa que utiliza los métodos laborales más despiadados con sus empleados se vuelve la favorita de los 'progres' al ser su fundadora una niña negra que padeció racismo por parte de sus compañeros de escuela afroamericanos


El rencor de Kheris Rogers le impide olvidar las humillaciones de la escuela primaria. Así lo declara ella a la CNN.

Pero no responde ante la CNN de las críticas de sus detractores sobre sus despiadados métodos. Delante de las cámaras con la faz seria recuerda cuando durante una tarea en la que los estudiantes tuvieron que dibujarse, la maestra entregó a la niña oscura un crayón negro en lugar de uno marrón.

"Yo era la más oscura de todos", continua la niña de 11 años de sus compañeros de clase.

"Pero todos eran afroamericanos".
Rogers se había cambiado anteriormente de escuela para escapar de las collejas incesante que siempre le rodeaban. No funcionó.

Pero ahora Rogers posee su etiqueta. Su línea de ropa se llama "Flexin 'In My Complexion". La marca se ha incendiado entre algunas grandes celebridades.

Han vendido más de 10,000 camisas y han ganado más de $ 100,000, dice Pollard.

Detractores de los métodos esclavistas de la nueva empresaria, afirman, que ha influido en gran parte para las ventas la continua 'victimización' de la niña. Primero con que era negra, y luego diciendo que había sufrido bullyng.

Ahora la oprimida se ha vuelto la opresora, utilizando los métodos más despiadados del capitalismo con sus empleados...