Aldi no deja a los motoristas entrar con casco, pero si permite el velo islámico


Inglaterra: este nativo quería comprar rápido en un Aldi de Blackburn (Lancashire), un día lluvioso, le dice el agente de seguridad del súper que no debe usar su casco abatible en la tienda, que viola la política de la compañía.

Mientras le dice eso, ¡toda la tienda está llena de niqabs y hijab!

Acaba sin poder comprar y siendo amablemente expulsado del comercio. No es ningún experimento ni nada parecido, la cámara algunos motoristas la llevan por si en caso de accidente o problema poder realizar la denuncia.

¿Hipocresía?