Los Mossos abaten a un islamista argelino que entró armado en la comisaría de Cornellà (Barcelona) al grito de "Alá es grande"


Los Mossos d'Esquadra han abatido a las seis de la mañana de este lunes a un argelino que ha entrado en la comisaría de Cornellà de Llobregat (Barcelona) armado con un cuchillo al grito de "Allahu Akbar". El hombre ha accedido hasta la recepción del edificio policial "con intención de atacar a los agentes", según han informado desde el cuerpo policial a través de Twitter, y un mosso ha acabado disparándole.

Hasta el momento no han trascendido detalles de los sucedido, que investigan los servicios de información de la policía catalana. Fuentes policiales aseguran a Efe  que los agentes han intentado repeler el ataque antes de disparar.

El islamista tenía 29 años, según esas mismas fuentes. Según añade Efe, era vecino de Cornellà de Llobregat y contaba con un NIE español.

La sala de mando ha avisado de lo ocurrido tanto al resto de comisarías de la policía autonómica catalana como al resto de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. La sede policial se encuentra actualmente acordonada.