Consecuencias de privatizar las pensiones: La mitad de los jubilados alemanes se ven obligados a compaginar la pensión con "trabajos-pequeños"


Mercedes-Benz registró el mejor trimestre de ventas de su historia al tiempo que Doris, una berlinesa de 68 años, comenzaba su turno como cajera de supermercado. 

La automovilística alemana, con la venta de más de 237.000 vehículos en marzo, se alcanzó el mejor mes de todos los tiempos y el mejor trimestre de la historia. Doris cobrará 450 euros a final de mes.

La primera potencia europea vive un supuesto estado de 'milagro económico' que, según Merkel, "ha llevado al pueblo alemán a vivir su mejor momento".

El superávit comercial se sitúa en 280.000 millones de euros anuales.  Casi la mitad de los pensionistas en activo -un 47,5%,- tenía en 2016 un minijob; un empleo que tiene un límite de remuneración, que no está sujeto al pago de cotizaciones y que está fijado en 450 euros al mes.

Solo en 2016, últimos datos disponibles, un millón y medio de pensionistas se incorporaron a un puesto de trabajo, según datos del Ministerio de Trabajo alemán. En 2000, esta cifra era de 539.000, según se desprende de una declaración del Gobierno alemán en respuesta a un requerimiento del partido Los Verdes. Todo en un país cada vez más envejecido, y que ya cuenta con 21 millones de jubilados.