Dos pasajeros reducen a un marroquí por lanzar proclamas como "Alá es el más grande" en un vuelo Sevilla-Barcelona


Así han reducido dos pasajeros a un joven marroquí residente en Córdoba por lanzar proclamas como "Alá es el más grande" en un vuelo Sevilla-Barcelona.

Los hechos han ocurrido en un avión que partió de la ciudad condal a las 8:50 y que aterrizó en el aeropuerto de San Pablo a las 10:40.

No ha sido detenido al "comprobarse que se trata de una persona con problemas mentales y que viajaba en compañía de su hermano", que se hizo cargo de él. La Guardia Civil lo ha denunciado por una infracción a la ley de seguridad aérea.

El vuelo transcurrió de manera normal durante la primera parte del trayecto. Cuando faltaban cuarenta minutos para aterrizar en Sevilla, el joven se levantó de su asiento y comenzó a dar un discurso, reforzando sus palabras señalando con el dedo como si estuviese en un atril, según explicó a 'El Diario de Sevilla' un pasajero de dicho vuelo. El hombre decía que el Islam era la solución a todos los problemas de este mundo, que la sharia o ley islámica es la más justa de las leyes y que los cristianos eran unos infieles, entre otras proclamas. El discurso cambiaba del español al árabe.