El Fundador de la organización-empresa 'Open Arms' acusado de explotar y maltratar a sus trabajadores


El fundador de Open Arms, la conocida organización-empresa dedicada al tráfico ilegal de inmigrantes y refugiados en el Mediterráneo, Óscar Camps, es desde hace días motivo de polémica tras una organización sindical acusarlo de malas prácticas laborales.

En un hilo de Twitter, la cuenta Portuarios de la CNT el pasado 30 de agosto denunció a Camps como propietario de una empresa "voraz" y "sin escrúpulos".

Hoy vamos a hacer un HILO sobre un trinomio típico de nuestro país:

UNA EMPRESA VORAZ SIN ESCRÚPULOS
+
UNA FUNDACIÓN (con padrinos mediáticos e influyentes)
+
DINERO PÚBLICO

HOY hablamos de OSCAR CAMPS

👇👇👇 pic.twitter.com/CAZzkiOuUI
— Portuaris CNT (@PortuariosCNT) 30 de agosto de 2018

Según este sindicato, Proactiva SL, la empresa de Camps que desde 1999 se dedica a la gestión de servicios públicos de los ayuntamientos en materia de prevención, salvamento y socorrismo, "se fue quedando con casi todas las adjudicaciones del servicio de gestión del socorrismo en playas de la costa catalana a base de reducir el precio de los servicios hasta tal punto que las pequeñas empresas del sector no podían competir".

"Además de ello, siempre se ha rumoreado en el sector que los ayuntamiento hacían las licitaciones 'a medida' para Proactiva SL, a cambio de mordidas o 'favores' al concejal de turno", añaden.

En concreto, el sindicato señala que Proactiva SL "reduce los salarios de sus trabajadores" y "el tamaño de las plantillas, haciendo que algunos de sus trabajadores hagan jornadas de 10 horas diarias sin descanso [días libres] durante todo el verano [a pleno sol]", y también comete "fraude en la contratación, haciendo que una relación fijo-discontinua pase a ser temporal por obra y servicio, abaratando los costes de despidos y salidas de personal".

También destaca que Proactiva SL lleva a cabo una "persecución sindical a todos los trabajadores que quieren organizarse para combatir las condiciones impuestas", poniendo como ejemplo cómo "el año pasado, cinco trabajadores de la playa de El Campello fueron despedidos al montar una sección sindical de CGT".

Asimismo, critica la "mala calidad de materiales de salvamento y vigilancia, sin tener en cuenta la salud e integridad de trabajadores y bañistas".

"Tan pésimas son las condiciones de trabajo, que varias plantillas de trabajadores de la empresa [entre ellas Alicante y Barcelona] convocaron huelgas indefinidas estos últimos años, algo nunca visto en el sector, temporal y muy precarizado", lamenta el sindicato.

La organización sindical finaliza subrayando que "mientras los trabajadores de socorristas de Barcelona se movilizan nuevamente por la dignidad de su trabajo y su sector, devastado por Óscar Camps, éste se sienta con el Ministro del Interior para seguir sacando rédito a su buena imagen pública construida a costa de exprimir y explotar a sus trabajadores" .