El Ministerio de Asuntos Exteriores de España "lamenta la decisión de EEUU de suspender su contribución a la UNRWA" y anuncia una "aportación extraordinaria" a los palestinos afectados por la represión del Estado Genocida de Israel


El Ministerio de Asuntos Exteriores de España ha manifestado en un comunicado que "lamenta y rechaza la grave decisión anunciada por el Departamento de EEUU de suspender totalmente su contribución a la financiación de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Medio (UNRWA), que ya se había reducido a 60 millones de dólares a principios de este año, y pide que esta decisión sea reconsiderada, teniendo en cuenta la grave crisis humanitaria que puede generar".

El Ministerio de España "también rechaza las acusaciones a la UNRWA de ser una organización corrompida e ineficaz y por el contrario, considera que  durante casi sus setenta años de existencia y en condiciones de dificultad extrema, UNRWA  ha cumplido con fidelidad su mandato de brindar apoyo de emergencia y asistencia social a la población palestina".

La crítica situación financiera de UNRWA provocada por la decisión de la administración Trump, amenaza seriamente la continuidad de programas esenciales en los ámbitos de la salud, la educación o la ayuda alimentaria que benefician directamente a los refugiados palestinos en Oriente Medio.

Además de los graves perjuicios en asistencia y protección humanitaria, la supresión de servicios básicos a 3 millones de refugiados palestinos, puede tener serias consecuencias para la estabilidad de la región, especialmente en la franja de Gaza.

España, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), realizará en las próximas semanas una aportación extraordinaria a UNRWA, ajustada a las disponibilidades presupuestarias, y participara activamente en la Conferencia de Donantes convocada por Jordania durante la próxima Asamblea general de las Naciones Unidas que se inicia a finales de septiembre.