El Reino Unido ya empieza a acoger a los Cascos Blancos y sus familias tras estos fugarse de Siria por sus 'crímenes de guerra'


Hasta 100 miembros de los Cascos Blancos  y sus familias han obtenido ya asilo en el Reino Unido después de la evacuación masiva de Siria.

La primera familia ya ha sido reasentada en el Reino Unido, y se espera que el resto llegue a principios del próximo mes.

En julio, otros 100 miembros de la controvertida organización imperialista, junto con sus familiares, fueron evacuados del sur de Siria a Israel a Jordania.
La misión de evacuación masiva fue concebida por Gran Bretaña, Alemania y Canadá, y apoyada por Israel, Jordania, los EEUU y la ONU.

Los supuestos "voluntarios de la defensa civil", conocidos como los Cascos Blancos, están acusados de organizar ataques químicos falsos en el norte de Siria con el fin de incitar a los países occidentales a bombardear posiciones del ejército sirio.

En julio de este año las autoridades sirias ya denunciaron sus acciones: "Esos individuos no son refugiados, son criminales de guerra, yo quisiera pedir a los Gobiernos de nuestros países que ordenen la persecución de los miembros del grupo Cascos Blancos, que los hallen no importa donde estén, pues precisamente ellos usaron armas químicas en Duma [y otras ciudades]", dijo el supremo de Siria.

También señaló que los integrantes de este grupo tienen buena instrucción, muchos son químicos, y que bajo la cobertura de misiones humanitarias practicaron el uso de armas químicas contra la población civil.

"Queremos preguntarles, dijo, ¿por qué no huyen a Siria y no quieren regresar a la sociedad siria?, es porque Occidente contaba precisamente con esa fuerza en su plan de destruir a la sociedad siria", subrayó.